Excelencia y comunicación, claves en el mecenazgo universitario

  • Vie, 05/05/2017 - 12:08

Expertos internacionales analizan en las IV Jornadas para la promoción del mecenazgo universitario las claves de la captación de recursos de naturaleza privada, así como su gestión.

 

Llegados del Rockefeller Philanthropy de Londres, del Instituto Tecnológico de Israel -Technion-, de la Nueva School of Business and Economics de Lisboa, de la Universidad de Oporto o de Afundación, expertos internacionales han analizado en la sesión inaugural de las IV Jornadas para la promoción del mecenazgo universitario las claves de la captación de recursos de naturaleza privada, así como su gestión. La directora del Rockefeller Philanthropy de Londres, Donzelina Barroso, ha sido la encargada de moderar una mesa redonda en la que los ponentes han expuesto sus respectivos modelos y han analizado las tendencias y desafíos cara el futuro para la financiación universitaria. En su opinión, precisa de excelencia, así como de una idónea comunicación para llegar y captar los recursos de los potenciales mecenas.

Durante la jornada también se han analizado varios ejemplos de éxito de consolidación de la marca pública universitaria como los programas Crusoe e Iacobus, Campus del Mar o las cátedras José Saramago, Jean Monnet y Telefónica.

El rector de la Universidad de Vigo, Salustiano Mato, ha sido el encargado de inaugurar las jornadas, en las que los presidentes de los consejos sociales de las universidades de Oviedo, Ladislao Azcona, y de Vigo, Ernesto Pedrosa, han incidido en la necesidad que tienen las instituciones académicas públicas de conseguir fondos privados. "Tenemos un déficit de financiación privada, que solo cubre aproximadamente un 7% de los presupuestos de las universidades públicas", ha asegurado el presidente del Consejo Social de la Universidad de Oviedo.

Por su parte, Ernesto Pedrosa ha afirmado que las universidades siguen sin ser un destino de los fondos de la filantropía, aunque en el caso de Galicia, ha asegurado, "tenemos motivos para ser optimistas ya que históricamente se movió bien entre la compasión y la filantropía".

Mato ha comenzado su intervención defendiendo la congelación de las matrículas universitarias, así como la necesidad de multiplicar la captación de recursos procedentes de fuentes privadas y ha recordado que, en el caso de la Universidad de Vigo, 70 de los 170 millones de euros de presupuesto de la institución fueron captados externamente, mientras que los 100 restantes son fondos públicos. “La filantropía actual se fundamenta en un compromiso social”, ha asegurado el rector, que ha abogado por conseguir un equilibrio entre la mejora del bienestar común y de la imagen de marca. “En pocas palabras, se trata de confianza pública”, ha dicho Mato, que considera que la continua mejora de las instituciones académicas es una condición imprescindible para que puedan contar con la confianza de los filántropos, que así revertirán en la sociedad lo que esta les ayudó a conseguir.

De Israel a Portugal pasando por el Reino Unido, experiencias internacionales

El modelo de fundación pública adoptado desde 2009 por la Universidad de Oporto, ha abierto   las exposiciones del panel de expertos en la sesión inaugural de las jornadas de mecenazgo universitario. Tras aclarar que el desarrollo de este modelo está en suspenso debido a la crisis económica, el representante de la Universidad de Oporto ha sido el primero en incidir en dos cuestiones sobre las que también han hablado el resto de ponentes al asegurar que “la confianza surge de la reputación y la comunicación es muy importante. Nosotros queremos construir confianza”, ha señalado

David Shem Tov, gerente de Technion, tras explicar la importancia que la captación de fondos procedentes de fuentes privadas tiene para los diferentes centros que conforman el Instituto Tecnológico de Israel, ha asegurado que “es importante convencer a la gente de nuestra excelencia”. Shem Tov ha citado como ejemplos de la capacidad de Technion para hacerse con inversiones de mecenas los 200 millones de dólares aportados por un donante para la construcción de un centro tecnológico en EEUU y otra de 150 millones de dólares de un donante chino que permitió la puesta en marcha de una universidad en una región de China. Por su parte, Pedro Santa-Clara, catedrático de Finanzas de la New School of Business and Economics de Lisboa, ha recordado el carácter público de la institución con un 80% de ingresos procedentes de fuentes de este tipo y se ha referido a la construcción de un nuevo campus que New está desarrollando con financiación totalmente procedente del fundraising, salvo los terrenos sobre los que se asentará, que son públicos. “Nuestro próximo reto es elevar este trabajo a la esfera internacional” ha explicado Santa-Clara, que ha incidido en el deber de asumir el rechazo cuando se está en la búsqueda de fondos privados. El gerente de Afundación, Pedro Otero, ha cerrado las intervenciones del panel de expertos explicando el funcionamiento de una fundación que tiene a Abanca cómo único mecenas y que se centra en tres ámbitos: educación superior, envejecimiento activo y cultura. “Hay que saber pedir y pedir bien; superar el ansia por el corto plazo y dar reconocimiento público y retorno al donante”, ha demandado Otero.

En el debate posterior a las intervenciones, Donzelina Barros ha vuelto a poner el acento en la importancia de comunicar la excelencia de las instituciones que quieren obtener recursos, además de asegurar que “la gente quiere sinceridad para confiar en nosotros”. A la confianza también se ha referido David Shem Tov, que ha afirmado que “si tienes buena reputación la gente te escuchará”, al tiempo que ha destacado la importancia de la rendición de cuentas.

Casos de éxito para consolidar la marca Universidad

En la segunda parte de la jornada se han presentado varios casos de éxito para consolidar la marca pública universitaria, como cátedras, programas de movilidad o campus de excelencia que responden a diferentes modelos del marketing de servicios. Por una parte, Carlos Ramos, vicepresidente del Instituto Politécnico de Oporto y Xosé Lago, subdirector general de Acción Exterior de la Xunta de Galicia, han presentado un ejemplo del modelo B2B o entre entidades, a lo que se corresponde la alianza de la Conferencia de Rectores de las Universidades del Suroeste de Europa, Crusoe, y el programa de movilidad macro regional de Galicia y norte de Portugal, Iacobus. Han recordado que desde la primera convocatoria de estas becas de intercambio en 2014 se han realizado 367 movilidades. Un éxito que, según han avanzado, hace que ya se esté trabajando para ampliarlo a otras regiones de la Crusoe.

Otro ejemplo, en este caso de B2C o sponsor, es lo que representa la Cátedra Telefónica. José Cidrás, director de la misma, y Fabián García, gerente de Relaciones Institucionales de la empresa, han explicado los beneficios que este tipo de “espacios de innovación” representan para ambas partes y han subrayado que la relación empresa-universidad es clave “pero aún queda mucho que trabajar para que sea óptima”.

Otro ejemplo de marca universitaria es el campus de excelencia internacional Campus del Mar, que ha sido presentado por su director, Emilio Fernández, y por José Manuel Silva, doctor honoris causa de la Universidad de Vigo y exdirector general en la Comisión Europea. Ambos han remarcado que es un ejemplo de especialización y cooperación transfronteriza que, más allá de Portugal, se está extendiendo a Brasil, China, Cabo Verde o México. Fernández ha avanzado que en el proyecto de Campus del Mar en la ETEA se contará con el tejido empresarial para la creación de una escuela de emprendedores, una incubadora de empresas y las infraestructuras necesarias para generar “un verdadero polo de innovación en el que no existan fronteras entre academia, empresa y administración”.

Un segundo panel ha reunido dos ejemplos del modelo P2P o marcar persona, como son la Cátedra Internacional Saramago y las Cátedras internacionales de excelencia Jean Monnet. La primera, sustentada por fundaciones y entidades de la esfera pública, apostará de cara al futuro por involucrar en este proyecto más mecenas, pero en esta ocasión del sector privado, como explicaba su director, el profesor Burghard Baltrusch. En el caso de las cátedras Jean Monnet, nacieron en un momento en el que la Unión Europea necesitaba generar conocimiento y estudios sobre su proceso de integración para trasladarlos al campo académico. “Con muy poca inversión por parte de la UE, se consiguió un altísimo impacto que ayudó a reducir el déficit de conocimientos en estudios europeos”, ha 0señalado Celso Cancela, responsable del Centro Europeo de Excelencia Jean Monnet de la Universidad de Vigo, por lo que en la actualidad se ha apostado por seguir trabajando del mismo modo pero ampliando los estudios y proyectos a otras áreas del conocimiento que guarden relación con la UE.