El Consejo Social aprueba las cuentas anuales de la UPV

  • Miércoles, 03/05/2017 - 08:30

El Pleno del Consejo Social de la Universitat Politècnica de València aprueba las cuentas de 2016, en las que la inversión en infraestructuras y en acciones para la mejora de la eficiencia energética aumenta un 17,30% respecto a 2015.

 

El Pleno del Consejo Social de la Universitat Politècnica de València ha aprobado las cuentas de 2016. Respecto a la ejecución de inversiones, en 2016 han ascendido a 17,2 millones de euros, lo que supone un aumento del 17,30% respecto a los 14,6 millones de euros invertidos en 2015. Una variación que se justifica por el incremento en la mejora de las infraestructuras existentes así como en acciones para la mejora de la eficiencia energética y el medio ambiente.

Los gastos derivados de la actividad de I+D+i se han incrementado un 5,02% alcanzando los 58,7 millones de euros, frente a los 55,9 millones de euros de la liquidación de 2015. En lo relativo a ingresos por matrículas y tasas de secretaría se ha cerrado el ejercicio con 34,7 millones de euros. Por actividades de Investigación y Desarrollo y Formación Continua, el Pleno aprobará la liquidación de ingresos que ha supuesto un total de 58,7 millones de euros.

Tal como señala la presidenta del Consejo Social de la UPV, Mónica Bragado, “nuestro compromiso es asegurar una buena gestión para alcanzar una adecuada estabilidad presupuestaria y una sostenibilidad financiera que nos permitan cerrar el ejercicio con unas cuentas equilibradas”.

Destaca también que durante 2016, la UPV ha conseguido 27 acreditaciones más internacionales entre ciclos, grados y máster, alcanzando un total de 77. Estos reconocimientos le convierten en el centro español con mayor número de títulos acreditados en el ámbito internacional y en la única universidad con los tres sellos principales (EUR-ACE, EuroINF y ABET).

Como órgano encargado de aprobar las cuentas anuales de la UPV y de supervisar sus actividades económicas y el rendimiento de sus servicios, al Consejo Social también le corresponde dar el visto bueno a iniciativas como el Programa de Mejora de la Ocupabilidad.

En este sentido se ha presentado el proyecto ImpulsaT UPV que tendrá como destinatarios a los alumnos, recién graduados, alumni y profesionales no vinculados a la UPV. Su objetivo será orientar la formación permanente a la demanda del tejido empresarial y social y consolidar la vinculación de la Universitat Politècnica de València con sus Alumni. Asimismo, persigue incrementar el ya alto nivel de empleabilidad de la UPV que se sitúa en un 40%, lo que supone que los titulados encuentran trabajo a los tres meses de terminar su carrera.

ImpulsaT es una aplicación online interactiva que estará operativa a partir de 2018 y se dirige a tres perfiles diferenciados: emprendedor, búsqueda activa de empleo y mejora curricular. Este Plan de formación modular a medida está basado en cápsulas de corta duración, donde el usuario crea su propio itinerario de formación, con unos contenidos específicos que le permiten mejorar su ocupabilidad en un período de tiempo reducido.

Según subraya Mónica Bragado, “la empleabilidad es una prioridad absoluta y una de nuestras principales responsabilidades. Es, además, un claro indicador de la excelencia de la formación que se imparte en la UPV. Una meta que, si se alcanza, satisface las expectativas de los alumnos que esperan la formación más adecuada para su inserción laboral y respalda nuestra misión de formar a los profesionales conforme a las competencias que el entorno socioeconómico demanda”.